.

  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer

 

“La exclusión duele más que un golpe. Es por eso que te duele tanto que no te invitaron. No eres inmaduro, el dolor es real.”

Parecía una conversación que podía ocurrir con un adolescente pero en realidad, era un hombre de 50 años que me estaba contando que algunos de sus familiares estaban haciendo un negocio y no le habían avisado para participar. 

Somos seres sociales

La necesidad de pertenecer, de ser tomados en cuenta, de ser parte del grupo es una necesidad humana. Somos seres sociales y nos duele mucho sentir cuando no pertenecemos. 

Por eso, desde muy jóvenes, buscamos ser parte de algo. A veces es la escuela. Otras veces es el equipo de futbol extracurricular, y otras veces, desafortunadamente, es la pandilla. 

Ya de adultos, buscamos pertenecer a gremios, asociaciones profesionales, clubes y tanto más. Otros sienten pertenencia dentro de su núcleo familiar y con eso es suficiente. Cuando no contamos con estos espacios, nos invade la soledad y la tristeza.

 

Pertenecer vs encajar

Cuando no pertenecemos, tendemos a hacer una de dos cosas. La primera es ignorar el sentimiento y hacernos los duros. Hacemos como que no nos importa para nada pero por dentro, no estamos contentos. 

La segunda reacción de quienes tienen dificultades en sentir pertenencia es buscar «encajar» – el término más usado es el de «fit in» en Inglés – comportándose como la mayoría, copiando un poco lo que hacen los demás. Un ejemplo fácil de observar es de las personas que emigran, o quienes son criados como niños de una tercera cultura, y que hacen lo posible por ser aceptados.

La gran diferencia entre pertenecer y «encajar» es que al pertenecer, tengo la libertad de ser yo misma sin sentir que seré excluida de no comportarme según las reglas del grupo. Cuando perteneces, sientes algo equivalente al amor incondicional: puedo estar aquí sin condiciones, soy parte de este grupo humano. 

Cuando sentimos que no pertenecemos, cuando sentimos que no nos toman en cuenta, nos duele, mucho… y ese dolor, nos hace difícil sentir felicidad. 

Es importante entender esto porque cuando aceptamos que necesitamos pertenecer, podemos buscar de manera activa auto incluirnos. 

De paso, los líderes también quieren pertenecer!!!

Otro grupo grandísimo de personas que no sienten pertenencia son los líderes de empresas. 

A medida que se asumen posiciones de mayor manejo de personal, la tendencia del grupo es la de ver al líder como a una figura de autoridad y se pierde la complicidad que antes tenían cuando eran colegas de un mismo nivel. Ya no le cuentan ni siquiera las pequeñas anécdotas de las vidas de cada uno, se limitan a conversaciones de trabajo y poco a poco, el líder queda por fuera. 

Todos podemos ayudar a alguien nuevo a pertenecer. Todos podemos ayudar al líder a continuar siendo parte del grupo humano. Esto comienza por aceptar al otro, aumentar nuestros niveles de confianza y reconocer que la exclusión duele más que un golpe. 

Cuéntame en los comentarios si ya has encontrado espacio de pertenencia y cuáles han sido tus experiencias con este tema. 

Saludos!

Alejandra Schatzky Cohen
Chief Emotions Officer
Generación EPI

 

Creamos ambientes positivos para empoderarte y convertirte en un innovador natural.

Alejandra Schatzky| CEO, Generación EPI

 Déjanos tu correo y te envíamos una copia de la guía CÓMO DAR A LOS PADRES «MALAS NOTICIAS» Y NO SUFRIR EN EL CAMINO… a tu bandeja de entrada.

¡Prepárate para Lograr Más Sin Bullying! ¿Recibiste el regalo que enviamos a tu email? Revisa tu carpeta de correo no deseado (spam) o la de promotions, e indica que el correo electrónico NO ES SPAM y descarga tu guía. Escríbenos a info@generacionepi.com si no te llega el enlace de la guía de regalo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Shares
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿Listo para empoderarte? ¿En qué te podemos ayudar?