• Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer

 

Buenas noticias! 

TODOS podemos pasar de la desesperanza al empoderamiento. 

TODOS podemos construir resiliencia.

Hay fórmulas para lograrlo. Hay técnicas. Es sólo cuestión de tener ciertos conocimientos y luego ponerlos en práctica. 

Te estaré entregando una serie de técnicas que te van a permitir lograrlo, ¡ya verás! 

Casi lo olvidaba, hay otra buena noticia: ¡Puedes ayudar a que otros lo logren también! 

Yo sé que muchas veces lees estos artículos buscando ayudar a personas que queremos y con estos tips, podrás hacerlo de manera más eficaz. Atrévete a dar ayuda, no rescate. 

Estas entregas están basadas en preguntas que nos han hecho. Si tienes alguna pregunta, escríbenos para ir contestando en las próximas entregas.

 

¿Cómo sabes que se puede, cómo lo puedes asegurar?

 

Casi todos conocen lo que es el trastorno de estrés postraumático (PTSD por sus siglas en inglés) pero casi nadie conoce el CRECIMIENTO post traumático (PTG).

Hay quienes quedan con estrés y hay quienes logran crecer. Para lograr que un evento negativo nos permita salir bien y no quedarnos en el trauma, hay varias técnicas que se pueden utilizar. Los investigadores Calhoun y Tedeschi son pioneros en estas investigaciones y lo que ellos han descubierto, se alinea en gran medida con lo que nosotros hemos encontrado así que te podemos asegurar que tú también vas a poder lograr experimentar este crecimiento y empezar a ver la vida desde el lente de:

¡¿Qué será lo bueno nuevo que me trae mi vida?!

Y dejar atrás el lente de la desesperanza que dice 

¡¿Cuánto más debo soportar?!

 

PARTE 1 DE LAS TÉCNICAS: Reconoce tus logros

 

Los eventos negativos de la vida como el bullying, el maltrato, el acoso laboral, o escolar, son inevitables. A todos nos pasará al menos una vez en la vida que alguien nos dirá un comentario hiriente. En algún momento todos podemos experimentar situaciones difíciles que no nos gustan pero la realidad de la vida es esta (de hecho en otra entrega hablamos de la aceptación como parte de las técnicas).

Por otro lado, los eventos positivos de la vida, también son inevitables solo que a veces no nos detenemos a darnos cuenta. Los seres humanos estamos acostumbrados a reconocer una mancha en un vidrio pero cuando el vidrio está muy limpio, muy brillante y muy hermoso, no lo vemos al punto que a veces ¡nos estrellamos contra la puerta de un balcón!

Hay que entrenarnos para reconocer los logros y los buenos momentos.

 

 

¿Qué significa reconocer tus logros?

 

…significa que no esperas a que nadie te diga que has hecho algo grandioso porque eres capaz de darte cuenta sin que te lo digan…

…significa que aprecias tus propios esfuerzos y no te subestimas…

…significa que entiendes que los «grandes logros» son producto de muchísimos pequeños logros que se acumulan y por eso, celebras cada logro…

 

¿Qué tiene que ver reconocer tus logros con una cultura de bullying?

 

Nos han enseñado que debemos celebrar los grandes éxitos, el ganador de la medalla de oro, el primer promedio de la escuela, los millones de dólares de la empresa, etc.

Este tipo de cultura genera una mentalidad fija (investiga a Carol Dweck si te llama la atención el tema) o busca nuestro video de IGTV donde ampliamos el tema.

Cuando no nos reconocemos nuestros logros, empezamos a hacernos «auto-bullying»… Stan Davis dice que “primero nos hacen bullying y después nos repetimos tantas veces lo que nos dijeron, que nos hacemos auto-bullying.”

 

¿Se pueden tener escuelas o empresas con una cultura libre de bullying?

 

Una escuela o una empresa libre de bullying busca prevenir el bullying inicial que nos viene de afuera pero después… también lograr acabar con ese auto-bullying que forma adultos desempoderados, empleados sin iniciativa o que se limitan a la hora de innovar y proponer soluciones o aportar de manera proactiva.

De hecho, ¡no hace falta renunciar a un trabajo para poder ser feliz! Emprender no es la única solución que hay. Encontrar al líder empoderador que tenemos por dentro, es algo que se puede construir. 

Reconocer los pequeños logros que tienes en tu día a día, te permite generar la automotivación para continuar, también te eleva la «Auto – Eficacia» (saber que lo que tú haces, realmente produce cambios y diferencias).

Cuando te detienes a reconocerte y darte cuenta de todo lo que haces en tu día a día, te impulsas para adelante. Es un hábito empoderador que te mantiene en constante innovación. Para facilitar este hábito, usa los viernes para escribir tus logros como parte de tu rutina de cierre de la semana. El #RTL (#ReconoceTusLogros) es parte de la cultura que vivimos en Generación EPI.

Te doy un ejemplo——-> Reconócete este #ViernesdeRTL que estás leyendo acerca de un tema que te empodera y te ayuda a vivir en positivo. Leer este blog puede representar un logro si tu sabes reconocerte los esfuerzos que haces por crecer un poco más a nivel personal. ¿Se te hubiera ocurrido reconocerte este logro? Fíjate que es un logro porque si no hubieras tomado acción, no estarías hoy más cerca de tu objetivo.

Muchas veces sentimos que la semana ya pasó y no obtuvimos logros, pero estoy segura que si te detienes y mantienes el foco en lo positivo encontrarás pequeños o grandes logros que celebrar en cada área de tu vida (personal, parental, profesional, familiar, etc.).

Tal vez un gran logro es que empieces a reconocer tus esfuerzos y logros… ¿Quién lo hará por ti? Escríbelos y disfrútalos en un diario personal… o, ¡comparte en tus redes sociales, y avísanos en @generacionepi para celebrarlos juntos!

Espera las próximas entregas de esta serie de blogs.

Feliz fin de semana!

 

 

Alejandra Schatzky
Chief Emotions Officer
Generación EPI

  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer

 

Clara llegó a nuestra oficina porque se había cambiado de escuela tras un episodio de bullying. Le pregunté si tenía algún tema que quería conversar, algo que me quisiera contar para que la ayudara a resolver.

Negó con la cabeza y me dijo: “Yo estoy bien, vine porque mi mamá quiere que yo venga… y yo prefiero que ella se salga así soy libre de hablar como yo quiera y no me siento presionada a decir lo que ella quiere que yo diga...”

Ya habíamos hablado una vez de la importancia de incluir a otros y ayudar a quienes estaban siendo maltratados con humillaciones, bullying, burlas o desprecios así que Clara desvió la conversación y me contó:

“Estoy ayudando a personas que son rechazadas por otros. Ayudé a Isaac porque nadie lo dejaba sentarse al lado en el bus…”

“¿Y no quieres hablar de algo que esté ocurriendo contigo?”

“No, yo ya me sé defender cuando se burlan de mi. Por ejemplo, como yo soy muy flaca, el otro día, cuando se cayó la escoba, un compañero dijo, ´Clara se cayó´ y yo le dije que se mire en el espejo la próxima vez antes de hablar…”

Por fin encontré un camino para ayudarla a pedirnos ayuda. Le pregunté si esa respuesta le había servido y me dijo que no realmente. Que más bien generó unas burlas más. Así que le pude preguntar: “Clara, ¿qué herramientas sientes tu que nosotros te podemos dar para ayudarte a responder en estas situaciones?”

Lo que no me esperaba era lo que venía a continuación:

“Quiero herramientas para aprender a contestar cuando se burlan de mi los profesores”

No salté de mi silla porque desafortunadamente he escuchado versiones de esto mismo tantas veces… Pero igual le hice un poquito de show a Clara para que sienta mi indignación (y es que aunque lo escuche mil veces, nunca me deja de indignar cuando un adulto se hace el gracioso a costa de un joven...)

“¡Los profesores?! ¿Cómo se burlan de ti los profesores? ¡Cuéntame un poco más por favor!”

“Si, hay un profesor que se burla de mi. Pronuncia mal mi nombre y a pesar que ya le dije varias veces como yo me llamo, me sigue diciendo mal para que la clase se ría de mi.”

“¿Y qué hacen tus compañeros?”, le pregunté.

“Nada, algunos se ríen y otros no dicen nada aunque saben que a mi me molesta”.

"Y si alguien dijera algo, ¿qué pasaría?", le pregunte.

"El profesor dice que no nos metamos en los problemas de otros, que no es nuestro problema."

Y así aprendemos a quedarnos callados, a ser testigos pasivos...

¿Dónde aprendemos a ser testigo pasivo? ¿Cuándo aprendimos a quedarnos callados, mirar para otra parte, aceptar con nuestro silencio aquello que no está bien?

En casa, en la escuela, en nuestras familias.

Aprendemos a quedarnos callados cuando un profesor humilla a los alumnos delante de los demás y nos prohíbe hacer un comentario al respecto.

Aprendemos a ignorar y a excluir cuando obligan a un niño a quedarse sentado en el recreo mirando a la esquina mientras los demás deben jugar a su alrededor como si no estuviera presente.

Aprendemos a aceptar los malos tratos en situaciones como estas

 Esta situación, es más común de lo que imaginamos, nos enseña a ser testigos pasivos pero también nos enseña el auto bullying.

A veces, hay adultos que no se dan cuenta de lo que le pasa a los alumnos con lo que ellos hacen, no se dan cuenta que ellos pueden tomarlo como algo personal.

Cuando Clara dice, "yo quiero entender por qué el profesor se burla DE MI", está empezando a preguntar las preguntas incorrectas.

La pregunta adecuada es "para qué se burla el profesor de MI NOMBRE."

Clara necesita aprender que ella no se merece esa burla, que la burla de su nombre no significa que alguien se burla de ella. Parece una diferencia muy sutil pero es gigante.

Si algún compañero le dijera esto, todo cambiaría: "ese profesor se burla de tu nombre para que los alumnos se rían y así él se puede hacer el amigo de nosotros, y tu no te mereces eso..."

Si alguien se acercara a ella a decirle que el profesor se burla de muchas cosas y hace malos chistes porque tiene sus propias inseguridades, Clara dejaría de sentir que es un ataque personal hacia ella y podría hablar de otras maneras para exigir que él respete su nombre.

Que él respete su nombre.

Lo repito porque el profesor está irrespetando su nombre. Y en consecuencia, está irrespetando a Clara.

¿Cuál conversación crees que le puede dar mayor éxito a Clara?

  1. "Profesor, cuando usted pronuncia mal mi nombre, yo me siento irrespetada."
  2. "Profesor, por favor no se burle más de mi."

Sin duda la primera. En la segunda, el profesor se va a defender, le va a decir que ella no debe ser tan sensible y que él jamás quiso burlarse de ella, que solamente estaba jugando.

En la primera, hay un pedido claro que marca un comportamiento que debe frenar.

Nos dicen que no nos tomemos nada personal pero es difícil cuando los demás están en silencio ante situaciones de bullying, humillación,  irrespeto, maltrato. Es difícil no tomarme algo personal cuando ha pasado mucho tiempo. Es difícil no tomarme las cosas personales si nadie me enseña esa diferencia de palabras. 

Los adultos en posiciones de liderazgo bien sean profesores, gerentes de empresas, líderes de escuelas, padres de familia, tienen en su poder la posibilidad de modelar algo nuevo: seamos todos aliados empoderadores y enseñemos que se puede hablar, apoyar y así lograr más cuando nos llevamos bien.

Saludos!

Alejandra Schatzky
Chief Emotions Officer
Generación EPI

 

Creamos ambientes positivos para empoderarte y convertirte en un innovador natural.

Alejandra Schatzky| CEO, Generación EPI

 Déjanos tu correo y te envíamos una copia de la guía CÓMO DAR A LOS PADRES «MALAS NOTICIAS» Y NO SUFRIR EN EL CAMINO… a tu bandeja de entrada.

¡Prepárate para Lograr Más Sin Bullying! ¿Recibiste el regalo que enviamos a tu email? Revisa tu carpeta de correo no deseado (spam) o la de promotions, e indica que el correo electrónico NO ES SPAM y descarga tu guía. Escríbenos a info@generacionepi.com si no te llega el enlace de la guía de regalo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Shares
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿Listo para empoderarte? ¿En qué te podemos ayudar?