fbpx

  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer
  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer

 

“El bullying es cosa de niños. Tiene que ver con el acoso escolar, ¿cierto?”.

Así empezó la conversación entre Gabriela y yo, que dio pie para iniciar una investigación de todas las caras del bullying que sigue en proceso pero que ya tiene conclusiones importantes que quiero compartir.

 

¿Qué es el bullying PARA TI?

Cada vez que pregunto esto, se produce un silencio en la sala. Hay personas que miran para abajo o cierran sus ojos y se nota que entran en su base de datos de recuerdos. Hay otros que dan la respuesta de libro, la que se aprendieron y contestan lo que saben, no lo que sienten.

Y entonces pregunto nuevamente, ¿qué es el bullying para ti? Contesta esta pregunta desde lo que sientes. Si te cuesta, piensa en cómo crees que contestaría esta pregunta un niño de 6, una niña de 11 o un adolescente de 15 años en diferentes momentos de sus vidas.

 

¡A mi me dijeron que el bullying es acoso escolar! ¡Eso no es bullying! ¿O si?

El bullying formalmente es el acoso escolar, pero nuestras investigaciones nos permiten ampliar el concepto. ¿Qué importa si algo es formalmente bullying o no, si cuando me hacen o dicen algo yo siento lo que siento y me siento mal?

Las respuestas de la pregunta anterior han sido variadas:

“Para mi el bullying es cuando me humillan o me faltan el respeto delante de otros”

“Para mí el acoso escolar es cuando excluyen a alguien o cuando se burlan”

“Para mí, (y esto si que duele oírlo) es cuando mi pareja me desprecia y me insulta”

“Para mí, es lo que hace mi jefe”

¡Qué problema! Entonces, ¿qué es el bullying? Siempre hay los que saltan y dicen ¡eso no es bullying!

“A mi me parece que, ¡son todos hiper sensibles!”

“¡Ya nadie sabe divertirse con los chistes!”

“¡Qué exageración y qué fastidio con todas estas personas que se toman todo a mal!”

“¡Eso no es bullying, eso fue un juego, una broma, un simple chiste!”

“En mi casa siempre nos molestamos así y nadie se ofende”

¿ESTAS SEGURO QUE NADIE SE OFENDE??? (esa soy yo pensando adentro de mi cabeza cuando me dicen eso… ya te imaginas todas las conversaciones que tengo conmigo misma cuando me empiezan a decir estas cosas jajaja)

 

¿Qué es el bullying? Si me tratan mal, ¿eso es bullying?

Técnicamente, el bullying es maltrato o acoso entre pares, que ocurre repetidas veces, donde hay un desbalance de poder y además una intención clara de herir.

Aja, y con esta información que te di, ¿qué haces? ¿Es útil?

¿Cómo puedo yo adivinar que la persona tenía una intención de herir o de divertirse? ¿Cuántas veces debe repetirse una humillación para que sea considerada bullying? Y si un profesor se burla de un alumno, como no es su “par”, ¿entonces no es bullying?

Si un jefe en una empresa se “olvida” todo el tiempo de incluirte en las reuniones, ¿eso no es bullying?

Esto siempre me recuerda al chiste del viajero que pregunta a un caminante, ¿dónde estoy, me das información que estoy perdido? Y el caminante le contesta, “técnicamente estás en la latitud 30°15” y longitud 18°, 25” y en el planeta tierra.” (El resto del chiste es ofensivo así que no te lo cuento aquí!)

El punto es, ¿qué importa lo técnico, lo preciso y la definición perfecta?

 

Humillación, maltrato, acoso laboral, irrespeto, desconsideración, todos duelen.

El bullying se siente en el cuerpo y nos prende regiones de dolor en el cerebro. Pero hay un amplio espectro de maltratos que nos producen lo mismo: ese vacío que nos da en el estómago cuando alguien nos dice algo y sentimos vergüenza, humillación, o irrespeto. El bullying se siente y se ve diferente para cada persona. No todos sentimos igual, no todos venimos de la misma cultura y si para mi algo no está bien, eso no me hace hiper sensible, me hace solamente diferente a ti.

 

Los adultos también sienten bullying

Es cuestión de identificar lo que realmente pasa con el bullying en los adultos.

El dolor que produce, el tipo de sensación que tenemos cuando nos dicen cosas que nos hacen sentir humillados, avergonzados o con temor, es un dolor real y tiene consecuencias, incluso en tu productividad.

“No hay empresa, escuela o familia sana si quienes la conforman, se están maltratando”

Para lograr cambiar la cultura de nuestra escuela, de nuestra empresa, de nuestra familia o de nosotros mismos, debemos poder identificar esas cosas que no están bien. Esas relaciones interpersonales que en vez de fortalecernos, nos hacen daño. No se trata de romper vínculos con todos, se trata de poner límites, apoyarnos mutuamente y comunicarnos de otras maneras para que podamos llevarnos mejor.

Cuando en un colegio hay bullying, los resultados académicos son más bajos. Cuando en una empresa hay irrespeto, el personal produce menos. Cuando en una familia hay cualquier tipo de maltrato, la familia no funciona correctamente. Y cuando tu te haces auto bullying, tu productividad se limita.

Cuéntame en los comentarios, ¿cuándo te hicieron bullying por última vez? ¿Qué hiciste? ¿Cómo te afectó?

En una próxima entrega te daré algunos tips para cuando esto vuelva a ocurrir.

Hasta pronto…

 

Alejandra Schatzky
Chief Emotions Officer
Generación EPI

 

Creamos ambientes positivos para empoderarte y convertirte en un innovador natural.

Alejandra Schatzky| CEO, Generación EPI

 Déjanos tu correo y te envíamos una copia de la guía CÓMO DAR A LOS PADRES «MALAS NOTICIAS» Y NO SUFRIR EN EL CAMINO… a tu bandeja de entrada.

¡Prepárate para Lograr Más Sin Bullying! ¿Recibiste el regalo que enviamos a tu email? Revisa tu carpeta de correo no deseado (spam) o la de promotions, e indica que el correo electrónico NO ES SPAM y descarga tu guía. Escríbenos a info@generacionepi.com si no te llega el enlace de la guía de regalo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Shares
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿Listo para empoderarte? ¿En qué te podemos ayudar?