fbpx

 

  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer
  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer
  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer

 

Uno de los grandes retos a la hora de construir relaciones interpersonales sólidas, positivas y que nos ayuden en la vida, es el reto de saber cómo comunicarnos y cómo recibir la comunicación que nos dan.

Hay que saber reaccionar, hay que saber hablar, hay que saber reparar cuando hay situaciones incómodas, hay que tener en cuenta al otro… muchos detalles que pocas veces sabemos cómo se ven.

 

Toda historia tiene dos lados, pero los padres escuchan uno solo.

Mi hijo llegó llorando a decirme “yo sé que yo no le importo a mi maestra”. Lo abracé y me quedé pensando qué decirle. ¡No me interesaba el otro lado de la historia en ese momento! Llevo años trabajando en temas de relaciones interpersonales pero no estoy exenta de sentir, de ser humano, de ser mamá leona que quiere proteger y evitar el dolor.

Mi primera reacción interna fue de dolor, de enojo, de impotencia. Pero repasé mis propias investigaciones y me recordé lo que dice Ana Frank: “A pesar de todo, sigo creyendo que la gente es buena en su corazón”. Por tanto, la gente hace lo que mejor puede.

Inmediatamente deseché las ganas de culpar a la maestra y preferí abrir la comunicación con un email con el claro objetivo de construir una buena relación.

 

Hay padres termómetro, padres telepáticos y padres termostato

Este email podía ser de enojo, de rabia, de culpar a la maestra de todo y creer solamente un lado de la historia. Eso me habría convertido en una madre “termómetro”. Una madre que copia y refleja la emoción que trae mi hijo. Los padres termómetro reaccionamos de manera inmediata a la situación que nos traen, no hacemos un STOP, respira, piensa y luego actúa.

También podría haberme dedicado a rumiar el pensamiento de “que mala la maestra” durante varios días, nunca hablarle y esperar que ella se dé cuenta. Este tipo de padre son los padres telepáticos. Los que creen que, en algún momento, el otro se va a dar cuenta de lo que estamos sintiendo.

Sabiendo que la telepatía no existe, que la otra persona está haciendo lo mejor que puede con las herramientas que tiene y queriendo lograr el principal objetivo que es que mi hijo tenga una buena relación con su maestra, decidí escribir un email “termostato”.

 

Recibir feedback o críticas es difícil pero son una oportunidad

No era un email fácil. Recibir feedback cuando lo que nos dicen es algo incómodo, es difícil. Comencé diciendo eso mismo para que la maestra supiera que me podía poner en sus zapatos al recibir un correo con un contenido que no era agradable.

Seguí por explicar palabra por palabra las situaciones que mi hijo había descrito. En ningún momento la culpé ni le pedí que me explicara lo sucedido. El email era una invitación a que ella supiera cómo mi hijo se había sentido en cada situación.

Le pedí que use esta información para construir una buena relación entre ellos. Solo mencioné situaciones, no usé juicios, no busqué entender lo sucedido. Mi objetivo era dar información que ella puede usar para entender mejor a mi hijo.

 

Hay docentes termómetro, maestras termostato y profesores telepáticos

Claro está que no siempre la otra persona reacciona como esperamos. En esta ocasión tuve muchísima suerte de encontrarme con una maestra termostato.

¡Fue fantástica! Me pidió que lo ayudemos a que la próxima vez él pueda decirle las cosas directamente sin necesidad de acumular al punto de llegar a casa llorando. Y lo mejor de todo fue que ella usó el email para hablar con él. Mi hijo le pudo decir que a veces no entiende por qué ella se enoja y ella tuvo oportunidad de, con cariño, explicarle las situaciones que no estaban bien.

La maestra me contó que ella los mira de una determinada manera para darles a entender que deben frenar lo que están haciendo pero mi hijo no le entendía el gesto. Y es que a veces también hay profesores telepáticos que creen que sus alumnos les deben entender cuando ellas los miran.

 

¡Eso no fue lo que pasó! El alumno no entendió lo que quise decir

También hay maestras termómetro que reaccionan a la defensiva, justificando sin aprovechar la oportunidad. Y es que a veces los padres también hablamos mal, de maneras irrespetuosas o culpando a la escuela de todo. Esas maestras, si aún no conocen cómo ser termostato, terminan reaccionando mal y olvidando que todos hacemos lo mejor que podemos con las herramientas que tenemos hasta este momento.

 

El objetivo importante: construir una relación positiva no se trata de tener la razón

Cuando sabemos que lo más importante es construir buenas relaciones entre los alumnos, los padres y los maestros, damos y recibimos información de otras maneras. Teniendo claro el objetivo, podemos dejar de lado el buscar que nos den la razón, que el otro comprenda el por qué de lo que hemos hecho y en su lugar, nos enfocamos todos en mejorar nuestra conexión.

 

Cuéntanos un momento en el cual hayas podido comunicarte de formas positivas y que hayan contribuido a mejorar las relaciones entre todos. Saludos!

 

Alejandra Schatzky
Chief Emotions Officer
Generación EPI

Creamos ambientes positivos para empoderarte y convertirte en un innovador natural.

Alejandra Schatzky| CEO, Generación EPI

 Déjanos tu correo y te envíamos una copia de la guía CÓMO DAR A LOS PADRES «MALAS NOTICIAS» Y NO SUFRIR EN EL CAMINO… a tu bandeja de entrada.

¡Prepárate para Lograr Más Sin Bullying! ¿Recibiste el regalo que enviamos a tu email? Revisa tu carpeta de correo no deseado (spam) o la de promotions, e indica que el correo electrónico NO ES SPAM y descarga tu guía. Escríbenos a info@generacionepi.com si no te llega el enlace de la guía de regalo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Shares
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿Listo para empoderarte? ¿En qué te podemos ayudar?