fbpx

  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Buffer

La frase más usada en bullying es “si no es contigo, no te metas” pero, ¿qué tiene que ver el bullying en todo esto?

El bullying es algo que TODOS “entendemos”. Por eso, a mi me gusta explicar los fenómenos de la historia y la política en término de bullying. Veamos las típicas respuestas cuando hablamos de bullying:

“Que aprenda a defenderse y así se acaba el bullying”

Aplicado a hoy, “que los venezolanos salgan a la calle y luchen”; “que los venezolanos se defiendan y se rebelen”.

Basta ya de repetir estas frases sin entender lo que significan. Cuando dices «que se defiendan!», estás culpando al agredido en vez de poner la responsabilidad en el agresor. Es lo mismo decir que los venezolanos deben resolver su propia situación o que los judíos en el Holocausto fueron como “ovejas al matadero” o que la mujer golpeada merece lo que le pasa por aguantarse todo y no salir de la situación.

El otro lado de la moneda es decirle a un niño: “Cuando alguien te moleste, dile que te duele lo que te está haciendo y así podrá ponerse en tus zapatos”¿Te dijero eso alguna vez? ¿FUNCIONA? Claro que no!!! ¿Cuándo has logrado que alguien que te agrede mucho te entienda y se ponga en tus zapatos?

Las personas que dan ese tipo de consejos a los niños, son los que creen que la persona maltratada puede realmente lograr que el otro le comprenda. Aplicado a hoy, escuchamos aún personas que creen que hay que seguir las vías establecidas hasta que el régimen entienda que ya no puede quedarse”.

Llevo 15 años estudiando el fenómeno del bullying, quiénes participan y cómo se resuelve.

Hay 3 grupos que participan: los que agreden, los agredidos y el gran grupo de testigos que observan la situación.

Hay 3 soluciones que se han intentado, pero solo 1 funciona.

La primera le habla al agresor y le dice “ponte en los zapatos del otro, un día podrías ser tú quien pase por eso” pero todos sabemos que así no funciona la cosa.

La segunda busca “fortalecer” a la víctima y decirle “defiéndete”, suena bien, pero ¿cómo?

La tercera, la que realmente funciona, es la que dice: “hey, tu, que estás pasivamente viendo lo que ocurre, si tú, el que está fuerte, pero es testigo pasivo, el que ve pasar las situaciones, ¡HAZ ALGO!, ponte del lado de los agredidos, defiéndelos para que ellos puedan, ENTONCES, al estar apoyados por ti, defenderse y salir adelante por sus propios medios.”

¿Por qué no funciona decirle “defiéndete”? Porque al decir eso, estamos culpando a la víctima. Estamos diciéndole que se merece lo que le pasa por no hacer nada para frenarlo. Además, no sirve porque si pudieran defenderse, ya lo habrían hecho. No necesitan que se los digas. No están esperando que tú les des permiso de defenderse.

El que puede defenderse, se defiende y el que no puede, te necesita.

Hemos escuchado mil veces el consejo de “primero ayúdate tu” porque eso es lo que nos dicen en el avión. Esto es cierto, claro, si tú no estás bien, no puedes ayudar a nadie. Lástima que la gran mayoría de las personas ha olvidado la segunda parte. Una vez que te hayas puesto la mascarilla, es el momento en el que DEBES ayudar a quien tienes al lado.

Los países del mundo que están bien en este momento relativamente a otros países, y los ciudadanos que los habitan, tienen el deber HUMANO de defender a los ciudadanos de países donde nos están matando. No es una elección, ES UN DEBER. ¿Cómo verías al ser humano que se pone la mascarilla en el avión y luego deja morir al de al lado porque debería “defenderse y aprender a valerse por sí mismo”?

Estudiando el fenómeno social del bullying, en todo momento, he visto cómo se comparaba con la situación de la segunda guerra mundial y hoy, es igual con la situación de Venezuela.

Decirle a los que están en la situación de poder que tengan empatía con el pueblo venezolano, es totalmente ingenuo, tan ingenuo como decirle a un agresor que se ponga en los zapatos de su agredido. Decirle a un niño que lo que le pasa es su culpa por no defenderse, es tan dañino como decirle a un venezolano que salga hoy a defenderse ante la situación de la falta de luz y agua en Venezuela. Su mente, su energía y su angustia están enfocados en sobrevivir. Deben conseguir comida, oxígeno para los bebés que están en respirador artificial, electricidad para el nebulizador que mantiene vivo al enfermo de enfisema o para la diálisis del paciente renal, enfocados en conseguir hielo seco para que las medicinas de quimioterapia no se pierdan, o para que no se estropee la carne o el pollo que tienen en su nevera, o simplemente conseguir agua para no morir de sed.

¿Qué solución queda?

¿Y yo que no soy venezolano que tengo que ver en todo esto?

La única solución que existe en situaciones de bullying: la intervención del gran grupo de testigos pasivos. Cuando los testigos se convierten en aliados empoderadores, todo se resuelve.

Los ciudadanos del mundo podemos volvernos aliados empoderadores (y al final te dejo una lista de ideas), así quedará en tus manos decidir si hoy, tú también eres un aliado empoderador.

Veamos primero el impacto del aliado empoderador:

Por años, en Venezuela se solicitó que el mundo se pronunciara… pero eso no ocurría. Desde el pasado 10 de enero, han empezado a ocurrir una serie de apoyos. Al principio lentos pero luego siguieron otros. Ese tipo de apoyo no confrontacional, han traído la fuerza que se necesita para seguir diciendo BASTA. Este tipo de apoyo internacional son cosas que tú como ciudadano de otro país, puedes apoyar dándole un visto bueno a tus gobernantes. Cuando otros te apoyan, encuentras internamente la manera de salir adelante.

Ser el primero en manifestar apoyo en situaciones de maltrato es incómodo. Normalmente, el que lo hace sale con las tablas en la cabeza, gana las miradas de los demás y las críticas de los que deciden continuar siendo testigos pasivos. Pero de eso se trata el juego de la vida, de ser ALIADOS EMPODERADORES de aquellos que nos necesitan; de ser el que actúa con valentía moral y hace lo correcto a pesar de la incomodidad, el costo social (en este caso el costo político) y a pesar de las consecuencias futuras.

Necesitamos hoy a los aliados empoderadores del pueblo venezolano. Basta de ser “bystanders”, es hora de ser “upstanders” y correr el riesgo de incomodarse. Aún faltan más países que apoyen, que se continúe hablando en todos los periódicos del mundo, que las redes sociales continúen inundadas del tema.

¿Qué puede hacer el ciudadano común para convertirse en aliado empoderador?

1. Apoyar que sus gobiernos se pronuncien a favor del proceso que existe. Dejar de pensar que hay intereses ocultos y agendas escondidas y ver que es tipo de apoyo es necesario.

2. Apoyar con voluntariado o con donaciones a las casas de acogida de inmigrantes y refugiados.

3. Apoyar eventos de recaudación de fondos o donaciones para ayuda humanitaria. Un ejemplo es este: https://www.gofundme.com/water-for-venezuela.

4. Repostear información de gente de carne y hueso, las historias de las vidas de las personas y el sufrimiento que están padeciendo.

5. Escuchar – sin juzgar – a todo el que necesite descargar rabia, dolor, impotencia y frustración. Tan sólo escuchar hace un mundo de diferencia porque da apoya y da ánimo.

¿Qué otras cosas se pueden hacer? Muchas, pero hay una sola que NO debemos hacer: ignorar lo que ocurre, negar que somos una sola humanidad y no cumplir con la responsabilidad de ayudarnos mutuamente ante una situación de riesgo.

«Lo contrario al amor no es el odio, es la indiferencia». – Elie Wiesel –

Alejandra Schatzky CEO Generación EPI
aschatzky@generacionepi.com

 Déjanos tu correo y te envíamos una copia de la guía CÓMO DAR A LOS PADRES «MALAS NOTICIAS» Y NO SUFRIR EN EL CAMINO… a tu bandeja de entrada.

¡Prepárate para Lograr Más Sin Bullying! ¿Recibiste el regalo que enviamos a tu email? Revisa tu carpeta de correo no deseado (spam) o la de promotions, e indica que el correo electrónico NO ES SPAM y descarga tu guía. Escríbenos a info@generacionepi.com si no te llega el enlace de la guía de regalo.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Comparte Este Blog

Y seremos más las personas Empoderadoras, Positivas e Innovadoras

Shares
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¿Listo para empoderarte? ¿En qué te podemos ayudar?